Artículos

Play Box: Cajas educativas adaptadas

Las Play Box son cajas educativas adaptadas y pensadas para distintas franjas de edad, proporcionando recursos óptimos para cada niño.

A veces, pensamos que los bebés «son todos iguales» y que además, entre los 0-6 meses y los 6-12 meses son similares en cuanto a algunas capacidades cognitivas y emocionales (es decir, aquellas que cuesta de ver). Por eso, Play Box es una caja educativa que se adapta a tu pequeño y va de la mano de: juego, afectividad y desarrollo.

Cada niño es distinto, incluso el mismo niño es distinto dependiendo de su desarrollo.

Pero lo cierto es que cada niño es un mundo. Y no sólo cada niño, si no que el mismo niño es un mundo distinto según las etapas del desarrollo que se suceden. Incluso de un día para otro un niño no es el mismo, igual que tampoco nosotros somos idénticos a ayer.

Es por eso que es esencial pensar en los recursos para los peques, teniendo en cuenta su edad evolutiva y madurativa, así como todas las posibilidades que el juego nos ofrece. El juego es una herramienta universal y transversal clave en el desarrollo de la infancia, así pues, es necesario darle la importancia que merece.

¿Por qué Play Box?

Play Box se trata de cajas educativas adaptadas que le dan la importancia al juego y al desarrollo del niño a la vez. Propocionan información sobre cada uno de sus recursos, tanto a nivel técnico, como a nivel educativo así como posibilidades de juego para que los cuidadores puedan sacar el mayor numero de posibilidades de cada producto.

Además, al dividirse por meses estos recursos están aún más adaptados y centrados en los hitos que se producen en la franja que tu bebé está atravesando y, obviamente, se convierten en juguetes válidos y útiles para los meses siguientes.

Cada cajita, además de incluir los recursos ya comentados, también incluye una guía de juego que te ubica del momento evolutivo de tu peque, así cómo sacar el mayor partido al contenido.

Jugar con un niño hará que vuestro vínculo afectivo se vea reforzado

Recuerda: jugar con un niño nunca será tiempo perdido. Aunque nos parezcan tan peques como para que no sean conscientes de lo que ocurren… ¡Todas las etapas del desarrollo son igual de importantes! Dedícales tiempo, además reforzarás tu vínculo afectivo con él y vivirás momentos llenos de magia.